Cumpliendo con la tradición y no por ello, sintiéndonos muy agradecidos a Sus Majestades y al Ayuntamiento de Gijón, un año más Melchor, Gaspar y Baltasar encabezados por el Príncipe Aliatar y toda su corte vinieron a hacer presencia en el Sanatorio Marítimo a pesar de todos los compromisos habidos por la ciudad y el mundo en este día tan importante para todos, y cómo no, para los chicos y chicas, jóvenes y mayores y vecinos de la ciudad que, a pesar de la climatología, se acercaron ante nuestra fachada principal para saludar lo más de cerca posible a quienes, después de la Cabalgata de la tarde, harán sus sueños realidad. En el Salón de Actos del Centro Sus Majestades fueron recibidos en loor de multitudes y agasajados con bebidas y productos navideños que les ayudaron a reponer fuerzas mientras saludaban uno a uno a todos los chicos y chicas del Sanatorio Marítimo. Una vez más, nos trajeron la ilusión y la alegria a todos.