Ante una gran expectación y con una fiesta por todo lo alto, El Sanatorio Marítimo inició las fiestas del Antroxu de este año con un baile de disfraces que contó con el pregón inaugural de la querida sardina del Antroxu gijones  -este año fue «bautizada» como Turbu- ante la presencia de inumerables disfraces de pingüinos, perritos y hasta un tigre blanco. Agradecer a Divertia el apoyo prestado con la asistencia de la Sardina y todo su elenco, incluido coche clásico descapotable, con el que iniciamos un largo puente de fiestas y diversión.